Ingenieros de los marines vuelan una puerta